Charlamos con la queridísima María Teresa Barbera

María Teresa es sabor, amor e historia. Es una incondicional a la familia y es parte de nuestras familias… Charlemos con ella mientras nos tentamos con una rica lasagna de la mamma.

Nos encontramos en un lugar de Mendoza emblemático, donde el ruido de cacerolas, música, alegría en el trabajo cotidiano espera la llegada de sus comensales.

Hoy hablamos con María Teresa.
Nuestra querida María Teresa.

Gracias por recibirnos a tu lugar de trabajo María Teresa

– ¿Cómo fue tu día hoy?

Hermoso, tengo la impresión de que entro en una capilla y no una cocina, donde le pido a Dios poder seguir día a día. Mi afán de organizar, de percibir el calor humano en nuestro trabajo y me alegra mucho cuando percibo el aroma del buen comer.

-María Teresa, ¡conocemos tanto de tu ser!, eres un ejemplo de mujer, de laburantes pujantes desde la llegada de tu Italia nata… Cuéntanos, ¿Qué te gustaría decirles a todas las mujeres emprendedoras en estos momentos de creatividad y reinventarse?

Agradezco estas palabras, hice todo lo posible con una aspiración y una meta, era que mis hijos pudieran estudiar y ser preparados porque la vida es una misión. Es el pensamiento de una madre de familia y por el sólo hecho de ser mujer, hay una sensibilidad que Dios puso en nuestro corazón para ayudarnos. El puesto que ocupa la mujer de hoy ha sido fruto de la lucha y tanta humillación del pasado. Sigamos defendiendo eso.

– Como mujer, escritora, cocinera, mamma, nonna, esposa, ¿En cada uno de los roles al paso del tiempo hasta hoy que te agradaría expresar?

Voy a ser muy honesta en esta respuesta. Me gustaría poder escribir un libro sobre nosotras las mujeres, sin embargo, tengo reproches, como madre, hice todo lo posible para tener más tiempo con mis hijos, pero me fue muy difícil por mis largas horas de responsabilidad. Dios nos consagra con un cariño tan grande para los nietos que basta verles la sonrisa para decir que vale la pena vivir.

– Háblanos de María Teresa mujer por favor.

Tuve tantos sueños, me gustaba saber tocar el piano, algún instrumento, pero no me fue posible, sin embargo, fui muy realista, siempre pise donde podía avanzar, sin retroceder un paso. Aunque sea de rodillas siempre fui adelante. Lo que más me pesa es no poder haber hecho nada con tanta niñez desamparada, lo que hice a mi manera, fue enseñar con cariño a tanto joven que tuve a mi lado en la cocina.

– ¿Cuáles fueron momentos inolvidables en esta carrera de casas y restaurantes tan prestigiosos tuviste? Sé muy bien que muchos artistas internacionales han venido a tu cocina, como un familiar más, cuéntanos un poco de ellos

Tengo muy buenos recuerdos y de gente famosa como Guido Cáceres cuando vino a la cocina y dijo, señora yo le agradezco. Agradecí tanto ese gesto, lo cual el agradecimiento y demás significa que algo se hizo bien.

– ¿Qué cambios realizarías?, si comenzaras de nuevo, ya que hoy muchos empresarios debido a la pandemia comenzaron nuevos caminos.

A mi edad me cuesta pensar en cambios, el único que haría es aconsejar a empleados que tienen muchas pretensiones sin formarse que estudien y trabajen. El estudio abre la cabeza y las manos abren la destreza.

– Nos agradaría nos dejarás la receta de cocina que más amas preparar.

La receta que más me gusta es la Lasagna Fernanda, recuerdo de mi madre, a base de alcauciles frescos. A pesar que pasaron 30 años, cada vez que la preparo me digo entre mí, “mamma mía todos quieren tu lasagnas”

– ¿Algún poema que te haga sentir bien María Teresa, Cuál sería?

Sería la que escribió a mi hijo Joaquín, era el único de siete hijos que siempre me pedía que yo escriba y yo le contestaba que quería que escriba frente a tantos buenos escritores, mi estudio es limitado. Escribo

Hoy lloro por mí, lagrimas amargas
Hoy mi corazón sangra, lloro por mi causa milenaria
Lloro por los que no lloran, en mi se encarnan todos los dolores
Lo que el amor hermana.

La tenía 20 años y murió a los 25. Cuando veo una flor digo “filio caro esta flor es para ti, porque tú me enseñaste a amar a una tierra que no es mía”.

– Espero tus frases célebres que son siempre tan efectivas cuando publicas en las redes, permítenos conocer tus sabias palabras.

Yo no estoy en contra de nadie, quisiera sólo el dialogo fluido y respetuoso en esta democracia, sería descubrir la belleza de los seres humanos.

– Muy agradecidos por este momento tan importante, para todos los que tenemos el agrado de saber quién eres, para quienes todavía no conocen tu historia y ya que estamos, cuenta cómo fue que llegaste a Mendoza…

Fue con el sueño de América por un tío que ya vivía aquí y llegamos, mi madre fundó un restaurante y ahí todo empezó. Quiero recordarla a ella Fernanda Torresi de Corradini.

Tags:

1 Comentario

  1. Hernandez felipe osvaldo
    3 de abril de 2021 - 13:20

    Exelente reportaje.!!!

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....