Charlando con Luciano Ortega

Los sábados son mágicos, de relax y descanso e ideales para conectar con nuestros artistas y poder navegar ese mundo que nos invitan a recorrer…. Hoy es uno de esos días gracias a este magnífico poeta que nos regala un momento de aire puro.

Nos encontramos, imaginando ingresar por una puerta pequeña, donde personas muy altas y otras no tanto, pasan por ella sintiendo en su interior que todos somos iguales. ¡Al traspasar esa puerta, nos encontramos un Capitán de barco!

Todos los que lo observamos, comenzamos a soplar para que el Capitán suba a su barco y navegue sobre letras. que serán cuentos, fábulas.

Mientras conduce el timón, recita versos y las olas se transforman en poemas mágicamente únicos. ¿El Capitán? Luciano Ortega.

Qué gusto compartir este grato momento Luciano. Cuéntanos tu vida, en este viaje magnífico entre versos y poesía…

Contar, fascinante acto de evocar. Querida Silvia que bonito es este convite en el que me tenés en cuenta para que te cuente. Contar-nos y tenernos en cuenta, en eso consiste el baile. Te cuento que soy un aprendiz, intento serlo. A esta altura del viaje presiento que más que preguntarnos qué es la vida, se trata de habitarla y jugar sin perder el asombro. A mi vida la concibo como un juego e intento llegar hasta el último aliento poblando ese gesto lúdico. Tengo como aliados vitales a los títeres, la poesía, el teatro y dos amantes que me acompañan y me dejan vibrar en sintonía con el universo de lo poético: la radio que me permite fluir en el aire del sonido y sus silencios; la imprenta, para el parto de poemarios y otras hechicerías parientes. Me encanta andar en bicicleta, subirme a la tarima y recitar poemas, contar cuento, hacer dinámicas de grupo, pasear por aulas y patios de las escuelas, plazas y dormitorios. En fin, que mi vida consiste en ser un ciudadano de a pie, un peatón. Soy papá de dos seres mágico, Natacha y Federico, que han recibido el legado de lo artístico y lo promueven. Junto a Pelusa Oliveras, somos pareja en la vida y desde el año 77 integramos el Teatro de Títeres “Los juglares”, con el que hemos recorrido el país, a lo largo y a lo ancho, pequeños pueblitos y grandes ciudades, ofrendando funciones y cursos, tanto para niños como para adultos. En el año 73 egresé como actor de La Escuela Superior de Arte Escénico de la U.N.Cuyo.

Como docente tengo una amplia trayectoria dedicada a la educación por y para el arte. Me jubilé como profesor en la escuela del Magisterio de la U.N.Cuyo.

He publicado innumerables artículos, fancines y tres poemarios: Cantata… ¿para quién?, Con apenas lo puesto y Estallar en el silbo / Inquilino del planeta.

He transitado mucha actividad en distintos medios de comunicación: radio, tele, revistas, diarios y periódicos. Actualmente hago el programa “GIROS” por Radio Nacional Mendoza “Quino” y “LA OREJA VERDE” (una columna semanal para el programa Latinocracia por Radio Noticias (Mendoza). En   fin, para no abrumarte con datos e ir a lo esencial, te cuento que mi vida tiene que ver con intentar desde lo artístico habitar el ahora, consciente de que la vida es un regalo efímero del cual hay que hacerse cargo y disfrutarlo de la mejor manera posible.

¿Cuáles serían tus fortalezas dentro de tu mundo mágico?

Alguna vez dije y lo sostengo todavía hoy “Fuera de la mágia, o estoy de más o estoy de menos”. Habitar el asombro y festejarlo. La inmediatez y lo coyuntural todo el tiempo nos trata de sacar del insondable misterio de la vida que provoca el asombro. Mi fortaleza, sospecho, está en resistirme a abandonar el asombro y hacerme cargo del acto indescifrable de estar vivo, sin pretender definirlo, simplemente poblarlo. Alguna vez escribí este poema:

OJALÁ

Ojalá en mi canto
no haya la arrogancia.

Ojalá en mi canto
tan sólo la sustancia

-el orgullo de ser con el ombligo,
tan sólo con la piel y el sueño-

Sólo asentir el día con toda la retina
y con la sangre entera,
con el ahora puesto palmo a palmo

-y simplemente con el abrazo y tu mirada-

arriesgando en el vientre el hijo nuestro,
caminando de a dos por el segundo.

Ojalá,
y lo digo con firmeza,

mi canto siga siendo
sólo el simple reflejo
de aquello en lo que habito.

Mi fortaleza querida Silvia, siento que es intentar ser fiel a lo que enuncio en ese poema.

Escuché tantas entrevistas realizadas a tu trayectoria, me encantaría, sin lugar a preguntas. Hablas de tu vida, proyectos… Sé que son muchos…

Sí, claro que hay muchos proyectos para el hoy que me toca habitar, como dice Desiderata: “Disfruta de tus planes lo mismo que de tus logros”. Pero más que contarte mis proyectos, diré que me importa, a esta altura de mis pasos por el planeta, intentar estar atento a habitar, en lo posible, de la mejor manera cada segundo a la redonda, a sabiendas que el presente es un regalo que no es para antes ni después, sino para el ahora, que es lo único que nos sostiene a la vida, que encima está en constate movimiento y es fugaz.   

En este presente, ¿Cuáles serían tus palabras a quienes hoy se inician en el mundo del arte con el compromiso sublime para un mundo con un observador distinto a lo que vemos cotidianamente en redes y noticias?

El arte, cuando es arte querida Silvia, es transteporal, va más allá de los cronómetros y los almanaques, él se expresa por encima de los soportes que nos permiten enunciarlo, ahora se suman las redes de la intenet; sin embargo, un cuento narrado a la orilla de la cama para dormir a un semejante abrazado por lo poético sigue siento presente y vital, como el aire y el pan. -El arte necesita fluir y nosotros somos sus canales. Se trata, sospecho, de estar en sintonía para que nos elija. El intento es permitirse habitar el milagro de la vida y vivir en poesía, o en lo que a cada cual le nazca y fluya. Pero por sobre todas las cosas, la intención es no perder el asombro de estar vivo y poblarlo.

Cómo capitán de este viaje, entre brisas y creatividad de sueños, deseo que te explayes y nos guíes ante tu maravillosa trayectoria y sabiduría.

Bienvenidos al viaje, yo como Capitán de este barco fantástico al que me has invitado Silvia, tengo la obligación de hacer una simple advertencia, en esta travesía no vamos a llegar, simplemente vamos a ir; no hay metas, solamente horizonte que para seguirlo es indispensable navegar.

Gracias Silvia por esta travesía que recién empieza.

Y para avivar el viaje echo como combustible a las calderas de lo poético otro de mis poemas:

COMO LAS FLORES

Yo se que moriré como las flores
y como ellas mi perfume doy,
un perfume de hoy que se evapora

-que será noche,
aunque en el ya sea la aurora-

Por eso vivo a pleno
este segundo ahora,

sin esperar mañanas ni venturas,
ni otras vidas allende el cielo.

Yo vivo aquí pegado al suelo,
raíz de silbo y pies errantes,
cada momento,
piel tajante;

instante por instante,
hasta el último aliento que me quede.

3 Comentarios

  1. Adriana Kleiman
    29 de mayo de 2022 - 12:44

    Genial la nota!! Luciano Ortega un ser que respira arte y creatividad¡! Que orgullo que sea nuestro Mendocino y Argentino!¡ todo un ejemplo!!

    Reply
  2. Silvia Diana Brengio
    29 de mayo de 2022 - 12:53

    Hermoso todo lo que dices, querido Luciano!!!Gracias porque tus palabras surgen del único lugar posible donde habita el sentimiento
    Un abrazo.

    Reply
  3. victoria cortizo
    29 de mayo de 2022 - 19:52

    Gracias Silvia Vargas por traernos en esta tu entrevista , a Luciano Ortega- Un ser que quiero tanto junto a su Pelusa Federico y Natacha. que llevan en sus venas el ARTE-Arte que incansablemente comparten, enriqueciendonos a los que tenemos la dicha de disfrutarlos en distintas ocasiones. Felicitaciones a Luciano tan merecido . hermosa entrevista-

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....