El valor del tiempo en la vida

El filósofo griego Teofrasto dijo una vez: “El tiempo es lo más valioso que un hombre puede gastar”.

Esta es  una  frase  muy  rica  en sabiduría  de vida, ya  que  nos  invita  a tomar  conciencia de un valor  esencial  y  finito que  todos  tenemos y que  es el  tiempo. Exprimir  cada  momento  de  este  valioso  tesoro  es un  ejercicio que  vale  la  pena  hacer  a  cada  instante. Tenemos  un  tiempo  límite  determinado  sagradamente  en cada  vida, así  que  creo  que  cuando  cumplimos  años,  en  realidad,  no  deberíamos  decir  tengo  un  año  más, sino,  tengo  un año  menos  de no  sé  cuántos  más.  Cuando  tenemos  presente  esta  finitud  del  tiempo  de vida, en realidad  más  que  vivir  dominados  por  el miedo,  vivimos  más  conscientes  de  cada  valioso  instante  con  nuestras  familias, nuestros  hijos, nuestras  parejas, nuestros  amigos  y  nuestras  actividades.

El tiempo es infinito, pero tu tiempo personal en esta tierra, no lo es”. Estas palabras a menudo resuenan en mí y me permiten  reflexionar cuales  pueden  ser  las  claves  que  nos  permitan  vivir  plenamente  cada minuto de nuestras  vidas:

  • Tener un enfoque cada  día, así se evitará  la  insatisfacción de no haber  aprovechado  bien  tu día,  siempre  dejando  algo  a la  improvisación, pero  teniendo un itinerario o un panorama  de lo  que  harás  en el  día  permite mayor  satisfacción  y  disfrute. “Nunca  encontraras  tiempo para nada, debes  crearlo”.
  • Limita las distracciones. Esto puede significar apagar el teléfono durante unas horas mientras te concentras por completo en una  actividad  familiar o  un proyecto de  trabajo o  estudio, que  necesita  su  tiempo  para  ser  realizado. La  calidad  de  la  concentración que tengas en lo que  haces  permitirá  un óptimo  rendimiento,  sea  cual sea la  actividad. Esto  minimizará  el  tiempo  utilizado  y  mejorará  la  calidad  de la  experiencia  de  vida.

Puedes hacer cualquier cosa, no todo. Concéntrate en las áreas que te apasionan y que tienen el impacto más significativo. No tienes tiempo en la vida para hacer todo lo que quieres, pero aprovecha al máximo lo que puedes. Este  es el  gran  enemigo  que  tenemos  hoy  en día, hay  muchas  ofertas  de  actividades  en  todos  los  ámbitos  cursos, capacitaciones, entretenciones deportivas y  de  recreación,  estas  pueden  ser  infinitas  y  no  podemos  aceptar  o  participar  en  todo. Tratar de expandirse para acomodar todos sus deseos nos dejará con poco tiempo para concentrarse en las áreas necesarias para avanzar en la vida. Ciertas  personalidades  con exceso  de positivismo y cierta  incapacidad  de  decir  no,  pueden  experimentar  estar  agotadas  físicamente  y  mentalmente no  teniendo  tiempo  para  actividades  de real  importancia  para  su  bienestar y  calidad  de  vida. Y  recuerda: “Cada  día  de tu  tiempo  vale más, porque  te queda  menos”. Namaste.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....