Escribo estando dentro de un agujero

Los martes son ese momento de calma, de café, poesía y Micaela…

Quisiera escribir un texto largo
que al leerlo sea un huracán que viene para quedarse
y no abandone a nadie.
Solo me sale el miedo en cada letra,
un ardor en las manos al tocar las teclas
porque hoy he cambiado,
ahora tengo frío y unas hojas blancas
no alcanzan.

Comienzo a escarbar
y solamente se desmaquilla dolores de ausencias,
ausencia de mí que tengo encima
como nubes negras siempre que llueven en secreto.

Tengo aún un cajón lleno de nada y de tanto
que quisiera vaciar.
He perdido tanto:
la cabeza por alguien más también
que pronto dejará de pasar (me).
Todavía estoy dentro de un agujero
por eso escribo lo que escribo,
ya mis manos y ojos están secos de tanto dar.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....