Hidráulica trabaja en el desembanque en dos colectores de Luján de Cuyo

Las tareas se llevan adelante en el colector Palumbo y en un cauce de descarga con salida al arroyo Los Pozos. Se estima que estén finalizados en noviembre antes del inicio de la temporada estival.

La Dirección de Hidráulica comenzó con las tareas de mantenimiento y desembanque del colector Palumbo para mitigar la problemática aluvional en la calle Kilómetro 48 de Luján de Cuyo.

También están previstas las tareas de mantenimiento en el colector de descarga aguas arriba del ferrocarril con salida al arroyo Los Pozos. En este tramo, la longitud del colector a desembancar es de 3,5 kilómetros.

Otra etapa comprende específicamente el desembanque del colector Palumbo con salida al arroyo Los Chañares, en un tramo que tiene 2,50 kilómetros.

Se estima que los trabajos estén completados antes del inicio de la temporada estival en noviembre.

La problemática aluvional en Kilómetro 48

Es resultante de un conjunto de factores tanto naturales como antrópicos que datan de muchos años. Por un lado, está vinculada a la geomorfología de la zona con una fuerte pendiente hacia el Este y una marcada erosión difícil de controlar. Además, los suelos del tipo loésicos, que son muy fácilmente erosionables y prácticamente con el paso de los años han cambiado la topografía del lugar.

Otro factor es la alteración de cauces por parte de particulares sin prever las graves consecuencias. También, la traza de la calle Kilómetro 48 sigue una línea de máxima pendiente del terreno, muchos, antes cultivados, hoy abandonados donde sus suelos han quedado desnudos con un material algo consolidado forman una costra superficial muy poco permeable e incrementan su coeficiente de escorrentía.

Asimismo, la erosión presente en el lugar deja claro que el agua ya ha marcado su línea de escurrimiento y será muy difícil sino imposible reconstruir la calle en este mismo lugar.

Tomar conciencia

El cuidado de los cauces aluvionales es fundamental para el saneamiento y
armonía tanto de la población como para el buen funcionamiento de canales de riego, colectores aluvionales y acequias para regado de la arboleda pública.

Por esto, se solicita a la población no utilizar estos lugares como vaciaderos ni dejar residuos en las calles, ya que después de una tormenta la basura va a parar a los canales, tapa las alcantarillas y se generan inundaciones no previstas.

Se recomienda:

  • No afectar cauces, colectores, cunetas u otras obras hidráulicas.
  • Mantener cauces limpios de basura y escombros.
  • Mantener distancia de los cauces ante la proximidad de las tormentas.
  • Acampar lejos de cauces, zonas de seguridad de presas, como vertederos o zonas bajas propensas a inundaciones.
Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....