Incorporar la violencia vicaria a la ley de violencia de género: cuáles son los argumentos del proyecto

Se entiende por violencia vicaria a aquella que se ejerce sobre los hijos para dañar a la mujer y que se materializa en múltiples modalidades. Con el objetivo de «abordarla y erradicarla», Mónica Macha impulsó la iniciativa.

La diputada nacional por el Frente de Todos, Mónica Macha, presentó un proyecto que incorpora la violencia vicaria a la ley de Violencia por Motivos de Género, con el objetivo de visibilizar y erradicar esa práctica que se ejerce cuando el agresor desplaza sus actos violentos contra los hijos para hacerle daño a la mujer.

«El eje central de la iniciativa es reconocer que la violencia vicaria es parte de las violencias por motivos de género y como tal necesitamos que esté contemplada en la Ley 26.485«, planteó la legisladora en diálogo con Política Argentina.

El proyecto establece que «se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial».

«La violencia vicaria se caracteriza porque se puede ubicar un desplazamiento de la violencia, que en un principio es hacia las mujeres y que luego es hacia sus hijes», puntualizó Macha.

En esa línea, la violencia vicaria es definida en el proyecto como aquella que se ejerce sobre los hijos para dañar a la mujer y se materializa en múltiples modalidades, en que los niños –tomados como objetos-, son sometidos a situaciones de maltrato, negligencia o desidia a modo de castigar o afectar a la madre, cuyo alcance llega hasta la agresión más extrema.

«Trabajamos con el concepto de violencia vicaria propuesto por la psicóloga argentina Sonia Vaccaro, que es la primera en acuñar este término. Y también con la tipología que establece la psicóloga chilena Bárbara Porter. En esa tipología y caracterización se establecen siete tipos de violencia vicaria, una de esas es el abuso sexual en la infancia y adolescencia», detalló para PA.

También la iniciativa hace referencia a las conductas que afecten «su seguridad personal, como así también la que se ejerce contra objetos, animales o personas significativas para la mujer».

Por tal motivo, indicó: «Necesitamos poder situarla, caracterizarla, reconocerla para que eso dé lugar a la implementación de políticas públicas que permitan su abordaje y erradicación«.

De esta manera, se busca, a través del proyecto, «asegurar la asistencia especializada de los/as hijos/as u otras personas afectivamente significativas para la mujer que hayan sido víctimas de violencia vicaria».

Macha por otro lado repudió «la violencia institucional» y apuntó contra la Justicia, al manifestar que los derechos de las mujeres y sus hijes son «vulnerados una y otra vez» por las diversas instancias judiciales a los cuales los someten. 

Consultada por el motivo central que la motivó a pensar en este proyecto, expresó: «Fue la relación que empecé a tener con Madres Protectoras, mujeres que defienden a sus hijes de situaciones de abuso sexual llevados a cabo por familiares, sobre todo por progenitores u otro varón de la famila. Las escuché y las acompañé en los procesos judiciales».

via POLITICA ARGENTINA

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....