Mates por medio, charlando con Orlando Pelichotti

Docente, fotógrafo, amigo, admirable… eso y mucho más es el gran Pelichotti, quien con su energía y cámara nos llevan a los lugares más remotos y puros de la vida y la actualidad.

Un hombre, en su andar rápido, arrasando el tiempo, dando luz, en su honorable responsabilidad, Orlando Pelichotti. Inquieto, seguro. Detenerse tan solo para verlo correr con la cámara capturando la vida en segundos. Hombre de mundo… pertenece a muchos mundos. 

¡Es un fuego! Pero antes de conocer más de él te lo quiero pintar con palabras ajenas. Eduardo Galeano tiene cientos de obras en su haber. Sin embargo, algunas permanecerán más en la memoria de la gente que otras. En «El libro de los abrazos», el escritor uruguayo publica decenas de microrrelatos que permiten lecturas rápidas en sus seguidores con mensajes bastante fuertes, muchos de los cuales han sido compartidos en las redes sociales por sus seguidores y aquellos que se sintieron identificados con sus palabras.

Uno de estos microrrelatos se titula «El Mundo» y habla de la sociedad como «un mar de fueguitos»:

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta contó. Dijo que había contemplado desde arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos. -El mundo es eso -reveló- un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tanta pasión que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende». 

Este microrrelato, es tal cual él. Hoy charlo con Orlando Pelichotti

– Cuéntanos… ¿Dónde naciste Orlando? ¿Cuál fue la imagen que asombró tu mirada?
A pesar de que me lo dijeron varias veces, no logro recordar donde nací. En compensación puedo contarte que recuerdo el crecer entre esos caserones de barro, grandes acequias atravesadas por acequias de San Juan, que me marcaron en esos recuerdos de infancia.  

– ¿Cómo eras de niño?, siempre estás activo, es lo que te identifica… ¿Cómo eras en la escuela primaria entre tus pares? 
En casa no se dormía la siesta, por lo que cuando regresábamos de la escuela, una merienda y a la calle. Allí se aprendía y vivenciaba todo. La escuela me resultaba un lugar necesario donde interactuaba creativamente. Aprendimos agricultura, electricidad, a levantar paredes, y por sobre todo a trabajar en equipo. 
Aún conservo esas amistades de infancia. Valen oro. Considero que las amistades se me fueron presentando en el pretérito y aún en el presente.  

  – ¿Puedes recrear en palabras “aquellos momentos entre la naturaleza Orlando Pelichotti»?
Algunas veces acompañaba a mi padre en su trabajo, a alta montaña, cuando iban a los relevamientos mineros. Allí te debas cuenta el respeto que merece nuestra Pachamama. La naturaleza en mi San Juan de infancia era árida y cálida (caminar por las canteras de travertino (en Albardón), o patiperrear kilómetros detrás de los trenes cargueros para poder viajar, junto a mis amigos, más allá de nuestras fronteras. 

– Tu primera cámara: Tu sentir ante muchos jóvenes que te siguen y sueñan ese momento, tus palabras…
 Zenith 12 xp, tenía 15 años, aún la conservo, antes le usaba la de mi padre, para cubrir desfiles de moda y aprender en forma autodidacta. El revelado lo incorporé a mi vida, desde muy pequeño, cuando los padres de mi amigo revelaban, en las calurosas siestas en el laboratorio.

– ¿Qué país es el que te llama, como que irías mil veces y siempre te sorprende?
Recorrí muchos rincones del mundo y siempre me regalo unos instantes para el asombro. Aunque admito que no suelo detenerme mucho en los íconos característicos. La gran mayoría de las veces viajo con poco equipaje, y otras veces ni cámara llevo. Todo es vivenciado… 

– Autorretratarse: ¿Lo hiciste alguna vez?, me encantaría que hoy te vieras en un retrato con tu mirada 
El estar detrás de la cámara, me resulta más fácil. Esquivo (a más no poder), el aparecer en la foto. Prefiero que mi obra se muestre por mí, pues allí manifiesto la sonrisa, la denuncia y hasta el amor. El año pasado participé por segunda vez en la convocatoria mundial del retrato de artista, donde debía mostrarme quinientas veces y de manera diferente. Desde mis cabellos, hasta las uñas del dedo pequeño del pie, todo quedó retratado por mi cámara. Tal vez con esa acción llené mi cuota del retrato propio. Jajajaj (O no). 

– ¿Cuál es el proyecto que hoy te moviliza?, ¿cuándo descansas?
Trabajo como reportero gráfico en Diario Los Andes desde mediados de los noventa. Soy feliz allí. En el arte, siempre me desarrollo en siete proyectos a la vez. (El descanso es cuando estoy trabajando en cada uno de ellos).  

El proyecto «Mujeres del Mundo», junto al amigo Juan Ignacio Blanco (de Mendoza), Virginia Azocar (desde Costa Rica) y Jorge Atencio (de España), aparecerá en simultáneo en los tres países para el mes de marzo.
  
Continúo con el Salón Fotográfico Sur, junto a Blanco, y la asesoría visual del amigo Kardo Kosta (desde Suiza), ya que el libro que imprimimos (con el prólogo de Eduardo Longoni), se presentará en la Feria del Libro en Buenos Aires y después viajará a Suiza y Francia.  
Participaré en la Biennal de Arte en Venezuela, con una serie de Ice Art «Ecos del Otoño Andino» (En la cual trabajo desde 2017). En el encuentro de las Artes Plásticas 2021, de Costa Rica, presento una serie de monotipias impresas e intervenidas sobre planos de piezas microscópicas que datan de 1962. 

El proyecto internacional «Tu Rostro al Nombre», que junto a los infinitos amigos Juan Ignacio Blanco y Kardo Kosta, donde más de 320 autores desde 18 países diferentes pudimos desarrollar en San José de Costa Rica (en esa ocasión, junto a Virginia Azocar), también la presentamos en Casa Palmera Galería de Arte de Mendoza (Coordinada junto a los amigos Esteban Boasso y Marta Icarte Jorquera desde Chile), y en la Ciclovía de Godoy cruz, considerada como un museo al aire libre. Para este año presentaremos un mega-evento cultural en Olavarría, Buenos Aires (junto a Cristian Salomón). 

En fin… Regresar a terminar los laberintos de rocas en las montañas de Zonda (San Juan), donde todo ese Land Art. 

Presentar la serie «Mujeres en Siete Tiempos«, que tiene la asesoría de Kardo Kosta, en el Museo de la Fotografía de Buenos Aires. 

Viajar a lo de Kardo Kosta, para jugar hasta el infinito con su arte. Es una de las experiencias más enriquecedoras que he vivenciado. Paris y Madrid también tendrán la escala obligatoria para trabajar en Mail Art y en una exposición fotográfica auspiciada por el Real Ayuntamiento de Madrid. 

Para noviembre entra en imprenta mi décimo cuarto libro, donde mostraré el trabajo diario que muestro en Instagram. Rapsodia visual y estará dedicada a esas personas que me acompañan diario.

– ¿Qué fue para vos «tiempo de pandemia»?, te vimos creando e impulsando a muchos como líder nato que eres…
Tiempo de pandemia me permitió armar un gran equipo de trabajo junto a Juan Ignacio Blanco, ayudados muchas veces por Kosta. El recorrer (sólo con obras) varios países, participar del salón de Artes Visuales de la India (obtuve el primer premio). El imprimir el libro Sur, y presentarlo en la Feria del Libro de Mendoza y en la Antártida, Base Marambio. El obtener el primer premio en la convocatoria del Consejo federal de Inversiones) con el proyecto que llevo junto a mi querida amiga Virginia Moreno, festival Nacional de la Fotografía Argentina.  

Junto a Alejandra Cicchitti creamos la Galería Virtual Rampa Visual, junto a Betty Puga Camporro (de San Juan, creamos «Tan lejos, tan cerca», donde convocamos a más de cien sanjuaninos a mostrar su pandemia.  

– ¿Qué significa el presente para vos? 
El presente, si me detengo para pensarlo, ya se me pasó. Por eso juego en el Tiempo sin tiempo, y soy feliz con mi reloj y hasta genero mi propio calendario… 

– La docencia… ¡allí donde yo fui una de las tantas alumnas! Esa energía que nos inyectas es adrenalina pura… ¿Cómo fecunda durante el correr de los años?
Soy docente en los niveles secundario a universitario. Dicto talleres y conferencias constantemente en diferentes geografías. No planifico, no planifico, ni planifico. Tampoco ordeno el contenido con qué sorprenderé en cada encuentro, … Me divierto y es lo único que cuenta.  

– Escribís, leo tus publicaciones y te sigo a morir… ¿Cuál es tu inspiración?, capturar momentos tantos momentos, ¿suma en ese estilo tan personal?
Escribo y boceto mis ideas en un cuaderno íntimo. En 1998 publiqué un libro de foto – poesías. Escribo desde muy pequeño. No firmo las notas que salen en los medios (desde 1999 publico con regularidad en un semanario y un diario). Obtuve varios premios en poesía y cuento breve.  

Juego en el arte con todos los elementos que me llamen la atención, y a toda hora. Puedo estar en un partido de la Lepra y los hinchas que te tiran cientos de boletos de micros, y ya me imagino una maraña de miles de boletos en medio de un museo, con una luz dura lateral, y hasta pienso en el sonido ambiente que deberé agregar.  

– ¿Cuál es el aroma el cual que te hace sentir en casa donde estés?
El aroma es parte importante en mi obra. Varía siempre, como el del travertino cuando se corta, es algo único… El aroma de un buen café, o navegar con el aroma de un libro viejo (antes de leerlo). La jarilla, siempre cercana y el Palo Santo antes de cada inauguración. 

Me gusta grabar el sonido ambiente cuando realizo mi obra. Suelo guardarme esos recuerdos sonoros que me regalan los bosques sureños, ríos caudalosos y el silencio mismo de la alta montaña, para reproducirlo mientras trabajo en el atelier. Es una continuación necesaria cuando presento una serie en galerías o museos.  

– Estar en una cancha de fútbol, tomar tantas fotos a famosos… ¿Quiénes fueron los deportistas que recuerdas con admiración?
Deportes… Confieso que el hockey sobre patines, cualquier partido logra mi atención rápidamente. El ciclismo, boxeo y los deportes náuticos me atraen sin piedad. En mi trabajo pude cubrir varios mundiales, y torneos importantes, pero me siento más cómodo en los entrenamientos, allí es donde me encuentro con el sacrificio tal vez, y no tanto el logro.  

– Nos encantaría una de tus letras que amas, que las plasmes en esta, tu entrevista.

Paris,labreve.  
Elpesadotelóndeterciopelomagentaseabriólentamenteenelteatroparisino.Todoestaráallíparaentonces.Lasillathonet,algunossonidosandinos,aromasdejarillalesenotoñoysusombra.Milesdepalabrascaerándesubocaparaesepúblico.  
Finaldelaobra.
 

 – ¿Qué foto siempre está a tu lado?, ¡esa que siempre es la mejor!
No tengo una foto que me acompañe a diario o en mis viajes, pues lleno ese espacio con el disfrute del presente. Es que el regresar al pretérito a veces me resulta incómodo. Por eso prefiero perpetuar nuevamente ese presente.  



En mí, fue y es un motor que siempre me moviliza, me despierta. Amo la fotografía desde siempre, pero descubrirlo como profesor fue increíble. Nunca olvido sus «vamos, apúrate, corré, dale, ahora, no te quedes quieta, seguí”, recuerdo eso y digo: “Ese es profesor Orlando Pelichotti”, él es quién empuja y promueve el crecimiento profesional de todos. quién nos deja absortos en su caminar y la grandeza en comunicar.

Es quien siempre está, nunca deja de ser profesor, porque su ejemplo es quien nos sigue educando en este mundo maravilloso de saber mirar, detenerse en segundos, capturar una imagen y hacerla arte, producir emoción, amor a la gente. Y espero que en estas preguntas hayas visto en él todo esto… ¡Y más!

Tags:

3 Comentarios

  1. Orlando
    24 de febrero de 2021 - 14:44

    Gracias por esta maravillosa nota!

    Reply
  2. Susana
    25 de febrero de 2021 - 07:10

    Muy linda entrevista. Felicidades a ambos!!

    Reply
  3. Gloria Flor Moretti
    27 de febrero de 2021 - 11:08

    Excelente nota,Orlando ,eres un gran artista, multifacético,fresco,audaz,con una impronta nunca vista así……felicitaciones por tu frescura y ancias de vivir

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....