“Me mentalicé que esto no me iba a ganar”

Emilce Tamara Ponce, tiene 26 años, es modelo, profe de modelaje y una mujer luchadora, un ejemplo. Cerramos el mes rosa con la historia de una fuerte, luchadora y joven mujer que sin dudar le dio pelea al cáncer de mamas.

A los 25 años y transitando la pandemia de Covid-19 se encontró un bulto en una mama y luego de 4 meses logró dar con el diagnóstico correcto, pero antes de eso tuvo que afrontar varios profesionales de la salud que, con prejuicios, le restaron importancia a su estado.

A fines del 2020 Emilce comenzó a sentir un fuerte y molesto dolor en el pecho, en la mama derecha y a los días se encontró una pelotita. Ante esto fue al médico por una ecografía, la cual dejó en evidencia que tenía una bolita en su mama derecha. Con resultado en manos la respuesta del médico fue descomprometida con la situación: “no puede ser cáncer por tu edad, no has sido madre, es solo un nódulo que podría haber estado tocando un nervio en el pecho”.

Ante esta respuesta del ginecólogo y muchas teorías que la contradecían, no paró, pasó por mucho, hasta por una médica, que, frente a los residentes del hospital, le dijo que eran “mañas premestruales”. Luego de mucho andar logró, gracias a la recomendación de su ginecólogo de cabecera, llegar a una mastologa que de inmediato le ordenó los estudios necesarios y ahí encontró la contención y el cuidado que debió haber recibido en diciembre.

“Antes de que yo llegara a Dra. Paola Spuri que me digiera que necesitaba una biopsia urgente, yo pasé por 7 médicos, de diciembre a marzo, todos me decían que no podía ser cáncer por la edad, pero yo tengo antecedentes por mi abuela materna, además no podía ni dormir del dolor. La que más me dolió fue una doctora del Lagomaggiore que cancheándola frente a sus residentes me dijo que era una bolita de grasa por lo que estas gordita o son mañas premenstruales, esas dos frases me mataron”.

En este camino por una atención correcta ella notó que también tenía un bulto en la axila, por lo que con el paso de los días su situación se agravó, y esto se evidenció en la ecografía previa a la biopsia. Comenzó en ese momento una nueva etapa: el tratamiento. Se le diagnosticó cáncer de mamas en estado de metástasis con receptor de estrógenos, que todo el tiempo se estuvo alimentando de las pastillas anticonceptivas que se le recetó para disminuir ese nódulo.

A partir de abril del 2021, con un firme diagnóstico, comenzó el tratamiento con quimioterapia para luego ser operada en el mes de diciembre, donde se le extrajo un nódulo en la mama y 18 ganglios en la axila.  

Actualmente ya tiene el alta, desde el 24 de abril, casi un año después de su diagnóstico. Pasó por mucho, sufrió mucho, tanto por el cáncer como por el desinterés médico, su testimonio de lucha es más que nada para dejar en claro que octubre no es solo un mes para concientizar para realizar estudios, sino para capacitar a los profesionales que son los encargados de salvar vidas, para que dejen los prejucios de lado y usen todas las herramientas posibles para dar respuestas, para lograr que más Emilces no pasen por 7 médicos para lograr ser escuchas. ¿Qué hubiera pasado si antes el primer “es solo un nódulo” se hubiera quedado tranquila en casa?.

Emilce pasó por mucho, en la primera sesión de quimio perdió el pelo, cada quimio la dejaba sin fuerzas durante una semana, la herida de la operación se le infectó, el segundo tratamiento le quemó la piel, toma pastillas que le producen una menospausia farmacología para evitar producir estrógenos y por 10 años debe tomar medicación oncológica. Todos los meses tiene controles y muy posiblemente deba quitarse los ovarios por prevención. Es una guerrera que tiene toda una vida por delante, porque no se quedó quieta, no tuvo miedo y quedarse tirada llorando no fue opción.  ¿Por qué te contamos todo esto? Para que exista un compromiso de todos por la salud de las mujeres, no importa la edad, no importa el peso, importa que todas merecen desde el minuto cero un equipo comprometido con la salud, y la mujer que pasa por eso.

Emi mirá al pasado y no tiene más que palabras para agradecer a su familia y amigos que fueron su apoyo incondicional, como también el personal de la salud que no la dejaron caer: Oncóloga Dra. Nilda Real, Kinesióloga Andrea Melendi y a la enfermera oncológica Elsa.

“Yo le puse la mejor onda y muchos me decían que no creían por lo que estaba pasando, porque le puse la mejor onda posible, me mentalicé que esto no me iba a ganar esto iba a poner la mejor garra y no me iba a cambiar mi forma de vida de ser entonces yo esa semana que estaba inclino me la pasaban en la cama. Estaba muy mal, pero la semana siguiente yo ya iba al trabajo, estaba con mis alumnos de modelaje, venía iba me juntaba con mis amigos, no, no dejaba que me cayera totalmente entonces. Nos sacudimos la pelamos y le ganamos.”

Emilce Ponce

“La verdad es que es difícil todo por lo por lo que pase, pero si uno se mantiene siempre en positivo que va a salir y va a ganar, seguramente va a ganar la lucha. Hay muchas mujeres que a lo largo de este proceso conocí que me decían que es admirable la fuerza que le ponía siendo tan joven, porque dicen que muchos se tiran a la cama a morir con el cáncer, y el cáncer hoy en día es como una enfermedad muy normal en lo que es las mujeres, entonces yo lo tomé así lo tomé como una enfermedad más y la pelee y dije esto no me puede matar, yo siempre pensé que esto lo voy a vencer. Jamás le di la opción ni la oportunidad de que me ganará

Contando su historia por las redes sociales se encontró con muchas chicas con dudas y miedos y en esa sabia fuerza que tiene todos los días incentiva a las mujeres a no dejarse estar, a golpear las puertas necesarias hasta lograr la calma y seguridad de que todo está bien: “hay que tener paciencia, porque no es una enfermedad que se pueda curar de un día par del otro. Yo pasé un año y medio en tratamientos”.

Su historia jamás podrá ser una más, porque desde el minuto cero de su enfermedad es un testimonio de que hay que pelear con una sonrisa y saber que vas a ganar.

Fotos de Lucas Ortiz

Tags:

1 Comentario

  1. Verónica Castro
    24 de octubre de 2022 - 17:58

    Sin duda Emi es una guerrera!

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....