Pide un deseo

En lo más profundo de nuestro ser siempre guardamos los mejores deseos, hoy hablemos de ellos… ¡Ojalá se te cumplan!

En los  cuentos  de  hadas,  llama  la  atención como  una  hada  madrina es  capaz  de  realizar todos  los  deseos más  increíbles para  una  niña  en una  situación de gran  frustración. Jim Carrey  en la película Todopoderoso, donde encarna  a  Dios, en una  parte  de la  película, trata de  quedar  bien  con todos,  diciendo  que  si,  a  todas  las  peticiones  de  deseos  de millones  de personas de todo  el mundo, lo cual  crea  un caos increíble. Estos son ejemplos  anecdóticos  de un tema crucial  en la  salud  mental  de  todos, la  gestión de  los  deseos.

¿Tener deseos es malo?. Claro que  no, es lo  más  normal, el problema se  genera cuando es  un deseo  incontrolado u  obsesivo. Cabe señalar,  que los deseos pueden estar  moldeados  por  la  cultura, la  sociedad y  el mercado. En pocas  palabras,  el  entorno  juega un papel  importante y  en una  sociedad  de  consumo, como  en la  que  estamos  inmersa, puede  producirse  fácilmente  la mutación de  un  deseo en una necesidad  algo  totalmente  diferente, esto  potenciado  por  la  sutil y  astuta  influencia  del  marketing y la publicidad. Esto es un tema que  involucra  batallas  cotidianas que  tienen  distintos  matices, no  es lo mismo,  desear comerse un helado cuando  quieres  bajar  de peso, que  desear  el  mismo  vehículo que  tiene nuestro vecino, cuando los recursos económicos son escasos. ¿Cómo se pueden regular los deseos problemáticos? A continuación se describen algunas estrategias basadas en la evidencia para controlar el deseo.

Cambiar  o modificar situaciones externas, esto implica evitar exponerse a situaciones en las  cuales  el  deseo  pueda tomar una  dimensión fuera de  nuestro control. Esto puede  ser  aplicable  a una  dieta, en la  cual  la  mejor  estrategia, en una  primera  etapa  de control, seria  limpiar  la  cocina de todas las  tentaciones  posibles  que  nos  alejen  de  nuestra meta de comer sano y  bajo en  azucares. También,  si  ya  ha  notado,  que  no  puedes  resistirte a las  ofertas  de  las  tiendas, que siempre son fantásticas, puede ser muy  buena  idea no entrar a la tienda o intencionalmente, olvidar su  tarjeta de  crédito.

 El deseo de  tener, o poseer  ciertos  bienes,  está alimentado  por el  entorno  cultural, a  través  de la comparación (ejemplo, ver  por  Instagram  como tus  vecinos están en el  caribe  de vacaciones), la  competencia (quien tiene más y mejor). La  publicidad  y el  marketing envían miles  de mensajes  subliminales,  en los que  asocian la  felicidad con  productos  u  objetos  materiales, tratando de  crear la  idea  que necesitamos ciertos productos para  ser  felices. Esto a gran  escala,  puede  crear  un malestar en culturas  que  están  en vías de desarrollo. Este  tema de lidiar  con  nuestros  deseos  ya  ha  sido  grandemente abordado  hace  ya miles  de años por  antiguos  filósofos  y  también  las  principales  corrientes  religiosas  del  mundo. Marco Aurelio decía: “No es más  rico  quien más tiene, sino quien  menos  desea”.

Una gran estrategia  mental, en este  tema seria  primero,  diferenciar entre deseos  y necesidades. Realmente  necesito  lo que  deseo?, o puedo  prescindir  de  ello, ya  sea un delicioso pastel o  un trabajo  diferente. Necesito un móvil de última  generación?, si  necesitamos  un móvil pero no  necesariamente  debe ser de  última generación?. Necesito  realmente  una  pareja? o  es posible  vivir  solo, claro que  sí,  y  disfrutar  de  los  otros  colores  de la  vida.  Como digo en Yoga, no siempre lo que  deseas, es lo que  realmente  necesitas. Y  como dice una  canción de los  Rolling Stone; “No siempre obtenemos lo que queremos, pero si te esfuerzas, puedes conseguir lo que necesitas”.

Namaste

Tags:

1 Comentario

  1. Margarita González Morales
    19 de agosto de 2022 - 17:20

    Excelente reflexión

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....