Policías que residen a más de 100 km se alojarán en un hotel

Esta medida tiene como finalidad evitar la propagación de COVID-19. Y es para quienes prestan servicio en Gran Mendoza.

La Dirección General de Policías, dependiente del Ministerio de Seguridad, dispuso en las últimas horas que los efectivos policiales de  zonas alejadas se alojen en un hotel para evitar la propagación de la pandemia de COVID-19.

La medida incluye a aquellos uniformados que viven más de 100 kilómetros de su lugar de trabajo para que, en vez de regresar a sus hogares, se alojen por el plazo de 10 días laborables en un hotel del distrito de Dorrego, Guaymallén. Cumplido ese plazo, el personal policial se retirará a su casa con descanso de cinco días, previo realizarse el hisopado correspondiente.

El objetivo es disminuir los traslados de los efectivos policiales para que el virus no se siga dispersando y así también resguardar el potencial humano de la fuerza policial.

Al respecto, el director general de Policías de Mendoza, Roberto Munives, manifestó que la idea es brindarle al personal un lugar para que pueda residir temporalmente y así mantener la operatividad y el descanso de los uniformados.

“Debemos brindarle la mayor cantidad de recursos al personal para que ellos, puedan ofrecer el mejor servicio”, enfatizó Munives.

En caso de que el efectivo policial se niegue a cumplir esta disposición, tendrá que acceder de forma inmediata a la licencia ordinaria anual (30 días o la fracción de días que les quede).

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....