Presupuesto 2023

Con foco en el equilibrio fiscal y el fortalecimiento de la inversión pública y privada se presentó en la Legislatura el Presupuesto 2023.

El ministro de Hacienda, Víctor Fayad, explicó a legisladores de ambas Cámaras los principales aspectos de las leyes económicas propuestas para el ejercicio fiscal 2023.

El Poder Ejecutivo remitió este viernes a la Cámara de Diputados el paquete de leyes económicas para el ejercicio fiscal 2023, que incluye Avalúo, Impositiva y Presupuesto. Por tal motivo, el ministro de Hacienda Víctor Fayad, detalló ante diputados y senadores los principales ejes de las iniciativas, que hacen foco en el equilibrio fiscal, la reducción de Ingresos Brutos para micro empresas y actividades intermedias y el fortalecimiento de la inversión pública y privada.

Desde el recinto de sesiones, el funcionario indicó precisamente que el fomento de la inversión pública y privada es uno de los ejes centrales como motor del crecimiento económico, como así también el equilibrio fiscal y la reducción de la carga impositiva para incentivar el empleo.

Subrayó además la administración sostenible de la deuda pública y sostuvo que “la norma nos obliga a que este Presupuesto sea equilibrado y la lógica sigue siendo la misma que hace 6 años que es básicamente, la generación de superávit corriente para financiar la obra pública en conjunto con los financiamientos que esta Legislatura oportunamente haya autorizado”.

En líneas generales, las variables proyectadas para el año 2023 por el Gobierno Nacional son una variación real del PBI  del 2%, variación interanual del IPC del 60%, y un tipo de cambio nominal al cierre del ejercicio 2023, de 269,9 ARS/USD.

El presupuesto provincial elevado a la Legislatura, contempla recursos por un total de $771.183 millones de pesos y gastos por un total de $759.146 millones de pesos. “Esto no incluye el flujo de la original letra de Portezuelo del Viento y obras hídricas porque creemos que eso distorsiona un poco la presentación de los números por su magnitud, pero sepan que ese recurso ingresa y egresa del Presupuesto y termina formando parte del activo del fideicomiso que oportunamente se utilizará para financiar las obras hídricas”.

Además, prevé un plan de Inversión pública que representa el 14% de los gastos totales previstos para 2023. “Recuperar los niveles de inversión pública es prioritario para esta gestión de gobierno”, indicó.

El 32% de la obra prevista corresponde a rutas provinciales, 14% a edificios escolares, 9% a la remodelación y construcción de hospitales y centros de salud y 9% a vivienda, entre otros. Asimismo se prevé la continuación de los programas de fomento a la inversión privada y el empleo, Mendoza Activa, Enlace y Enlazados.

Respecto de los gastos corrientes, dijo que “por supuesto la partida de personal es la más importante” en cuanto a su impacto en el Presupuesto, en tanto que el subsidio al transporte, “se ha transformado en el segundo gasto más importante de la provincia”.

En otro orden anticipó que el proyecto de Presupuesto no incluye el pedido del denominado “roll over”, pero si.0 “ciertos pedidos de financiación para proyectos específicos” como el Acueducto Monte Comán – Lar Horqueta; la doble vía Junín – Rivadavia; la extensión del Metrotranvía y el Plan de Agua Potable que ya está previsto en la Ley 8270.

En cuanto a la Ley Impositiva, Fayad hizo referencia a la rebaja de Ingresos Brutos para algunas actividades, lo que es posible gracias a la disminución del gasto público sobre todo en personal, “porque no existe la posibilidad de bajar impuestos si uno no hace lo propio con el gasto”,  resaltando al respecto que esa disminución de personal, “no ha sido en desmedro de la prestación de servicios públicos”.  Al mismo tiempo, en cuanto a los impuestos patrimoniales, dijo que “se han previsto topes, aunque es un problema a corregir a largo plazo. La situación económica no acompaña y por eso la decisión de poner un límite a los boletos”.

La reducción de Ingresos Brutos alcanzará a  más de 48.000 contribuyentes de los principales sectores de la economía provincial. Se disminuye la carga para microempresas, es decir aquellas que tienen una facturación anual inferior a los 35 millones de pesos, que a partir de 2023 pagarán alícuotas reducidas de entre un 20% y un 50% más bajas que las actuales, así como se bajan alícuotas de ingresos brutos para contribuyentes medianos y en sectores intermedios de la cadena de valor, como industria y construcción. Por otra parte, se mantiene el beneficio de tasa cero para los sectores agropecuario, software, investigación y desarrollo, reciclaje y educación.

Con respecto a los impuestos patrimoniales – Automotor e Inmobiliario -, no hay cambio de alícuotas para el año 2023.

En el caso de Automotor, la base de cálculo para modelos de vehículos posteriores a 1999 se hará según el valor fijado por la Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor, estableciéndose topes de aumento que para el 71% de los autos y camionetas será como máximo un 60% mayor al liquidado en 2022.

En relación al Impuesto Inmobiliario, el avalúo de las propiedades se adecua según inflación, pero “con el fin de proteger a nuestros contribuyentes”, se establece un tope al incremento del 60% respecto del impuesto liquidado en 2022, medida que alcanzará al 93% de los inmuebles de la provincia.

Respecto de impuesto de Sellos se mantiene para el año 2023 las exenciones para contratos destinados a casa habitación cuyo monto mensual no exceda los $46.540 y, en el caso que estén destinados a comercio, no excedan los $122.913. Los créditos hipotecarios y para inversión productiva quedan exentos del impuesto.

Foto de portada: Joaco Robert

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....