Presentaron un Proyecto de ley para modificar la Ley de contrato de Trabajo

La iniciativa tiene el objetivo de equiparar las licencias por motivos de cuidados entre todas las personas trabajadoras independientemente de su género.

Las Diputadas Nacionales por el Frente de Todos, Marisa Uceda y Gabriela Estévez presentaron un proyecto de Ley de modificación del régimen de licencias de cuidado de la Ley de Contrato de Trabajo. El nuevo esquema que proponen hace hincapié en la urgencia en la incorporación de la igualdad y equidad de género, la integración de principios de no discriminación e inclusivos y la necesidad de contemplar las diferentes realidades y formas en que hoy se constituyen las familias.

En ese sentido, el proyecto de ley tiene como objetivo promover la igualdad, inserción y continuidad de las mujeres y personas gestantes en el mercado laboral, mediante la equiparación de las licencias de cuidado, así como de la protección y estabilidad en el empleo de todas las personas trabajadoras con responsabilidades familiares, sin distinción de sexo, género, expresión de género o capacidad de gestar y la inclusión de las y los progenitores adoptantes, así como la creación de licencias para el cuidado de la salud, y en especial, para los casos de violencia de género.

Marisa Uceda comentó: «El proyecto pretende mejorar el acceso, ascenso, capacitación y permanencia de las mujeres en el empleo, equiparando los derechos y los deberes sobre las tareas de cuidado sin distinción de género. Algunas de las reformas que introduce consisten en equiparar las licencias por nacimiento y por cuidado de hijas e hijos de los progenitores, incorpora licencias por adopción, contempla distintos tipos de cuidados, como lo son el caso de nacimiento o adopción múltiple o de niñas, niños o adolescentes con discapacidad. Además, introduce licencias para las víctimas de violencia de género, contempla licencias para las personas que se realicen técnicas de reproducción humana asistida y para el cuidado de la salud».

La diputada Uceda agregó: «Otra novedad es que deroga todos los artículos que resultaban discriminatorios para las mujeres o ponían en duda su capacidad para desarrollar determinadas labores e introduce en la Ley de Contrato de Trabajo, la prohibición de trato discriminatorio respecto a los ingresos, participación y ascensos por motivos de sexo, características sexuales, género, identidad y expresión de género, orientación sexual, responsabilidad parental o responsabilidades familiares».

Las legisladoras sostienen que al volverse indistinto el régimen de licencias, dejará de ser un motivo para que el empleador prefiera contratar varones y enfatizan en la necesidad de afrontar la temática con una verdadera perspectiva de género e incorporar una regulación sobre derechos y licencias por nacimiento con verdadero carácter inclusivo que promueva y fomente la corresponsabilidad sobre los cuidados familiares, para evitar que estos sigan recayendo casi exclusivamente en las mujeres.

Además se incorporan los distintos tipos de filiación al régimen de licencias: hijos biológicos, adoptivos y técnicas de reproducción médicamente asistida. También incluye otros tipos de licencias especiales, como licencias para personas trabajadoras que asuman el cuidado de una niña, niño o adolescente como medida excepcional de protección y amplía las ya existentes.

En el mismo sentido, la modificación del sistema de licencias por nacimiento permitirá una nueva perspectiva en el reconocimiento de derechos, los que serán ejercidos desde una verdadera igualdad y perspectiva de género por las personas trabajadoras. Este proyecto aspira a ser un instrumento de inclusión y desea eliminar el estigma discriminatorio con el que cargan las mujeres y personas gestantes, de no ser contratadas por las licencias que se les deben reconocer.

De igual manera apunta a reformular la división del trabajo, las nociones de familia, reparentalización, integración familiar y corresponsabilidad en las tareas de cuidados eliminando el trato discriminatorio por razones de sexo, género o capacidad de gestar. También dispone la obligación del empleador de proveer de infraestructura de cuidado en las inmediaciones del establecimiento de trabajo o bien de incorporar una suma no remunerativa al salario del trabajador o trabajadora con niños menores de tres años a cargo, en los términos de la Ley 26.233 (Centros de desarrollo infantil). 

«Esta iniciativa pretende saldar una deuda histórica que el mundo del trabajo tiene con las mujeres, quienes han sido en la práctica las responsables exclusivas sobre el cuidado de sus hijos e hijas», finalizó la diputada Marisa Uceda.

El proyecto presentado en la Cámara Diputados por las diputadas Uceda y Estévez cuenta con el acompañamiento de diputados y diputadas del bloque del Frente de Todos, tales como Vanesa Siley, Hugo Yasky, Walter Correa, Mónica Macha, Lucila Masin, Daniela Vilar, Florencia Lampreabe y Santiago Igón.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....