Ya no se inundará el puente del Shopping

Está habilitada la calle Soldado Desconocido, en el paso vehicular de acceso al Mendoza Plaza Shopping. Nueva calzada, mejoras para su función hidráulica, veredas diferenciadas para peatones y ciclistas, detalles artísticos e iluminación LED.

Finalizó la remodelación de calle Soldado Desconocido, entre las laterales Sur y Norte del Acceso Este, justo donde se emplaza el túnel que cruza por debajo de la Ruta Nacional Nº7. Se trata de una zona altamente transitada porque, justamente, conecta la parte sur-norte del distrito Villa Nueva y es el paso empleado para acceder a la Lateral Norte del Mendoza Plaza Shopping. 

La infraestructura contaba con 25 años de antigüedad, había deterioros lógicos por el uso y necesitaba una impostergable puesta en valor. Por eso, se construyó una nueva calzada dentada y con losas de hormigón de alta resistencia (H30); más la doble línea de veredas en hormigón peinado antideslizante con cordones de confinamiento: la oeste tiene mayor ancho para ser usada como ciclovía; mientras que la este es más alta y está pensada exclusivamente para peatones. Esto generó la adecuación del ancho de la calzada vehicular, pero con el fin de optimizar y ordenar la circulación de automóviles y brindar un espacio seguro y accesible para el resto de las personas que transitan por el lugar. En línea con este objetivo, se recuperaron las veredas de las cuatro esquinas ubicadas en la intersección de Soldado Desconocido con las laterales Norte y Sur de Acceso Este. Este trabajo incluyó la reparación de los cruces vehiculares, mejoras en los radios de giro en el ingreso y egreso de los automóviles al túnel y en las pendientes de la calzada.

También, se renovaron los muros de contención de los taludes de tierra del espacio verde contiguo, mediante la confección de tabiques de hormigón armado.

Posteriormente, estos fueron intervenidos por muralistas locales para aportar valor artístico, un sello característico de las obras urbanas que se vienen realizando en el departamento. Por su parte, se concretó el recambio total de luminarias a tecnología LED: en la calzada y en las veredas, se colocaron nuevas columnas y artefactos; y en el túnel, se instalaron plafones antivandálicos y reflectores. Esto se traduce en iluminación de calidad, ahorro energético y mejores condiciones de seguridad en horario nocturno.

Si bien, como se mencionó anteriormente, todos estos trabajos aspiran a mejorar las condiciones de tránsito de peatones, ciclistas y automóviles, lo importante es optimizar el funcionamiento del túnel como retén hidráulico con una capacidad de 3.000 m3 de agua. Se trata de una infraestructura que genera un espacio inundable los días de grandes lluvias, en un lapso de tiempo que comprende el periodo de mayor precipitación. Entonces, retiene temporalmente los líquidos para luego evacuarlos de forma gradual, evitando inundaciones y/o desbordes en cunetas y canales aguas abajo, que pueden perjudicar a otras zonas del departamento. Para que esto funcione debidamente, se realizó un tratamiento de hermeticidad que consistió en sellar las juntas de las losas de la calzada con un material hidro-expansivo de poliuretano. Esto se complementó con cámaras de instalaciones, pases subterráneos y cableados para la instalación eléctrica, nuevas alcantarillas y sistema de bombeo.

La intervención es parte del Plan Integral de Remodelación y Refuncionalización del Parque del Acceso Este, que comenzó a mediados del 2016 con la reconstrucción y soterrado del canal de drenaje, cierre perimetral y puesta en valor del predio desde la ruta 40 hacia el este e incluyó la restauración del monumento al Cóndor. Esto siguió con la construcción de la Estación Saludable, el Informador Turístico de Guaymallén, la recuperación de los senderos internos, de las esquinas peatonales y la superficie vial de los cruces de calles, islas de juegos y de salud, optimización del sistema de riego e instalación de la red de alumbrado LED en los sectores internos del espacio verde. Gracias a esto, el Parque de Acceso Este, segundo pulmón verde del área metropolitana de Mendoza después del Parque General San Martín, se ha convertido en un espacio público de calidad acorde a las necesidades y requerimientos actuales de los vecinos de Guaymallén y está a la altura de los espacios públicos desarrollados en otros parques urbanos alrededor del mundo. 

Finalmente, vale destacar que la Municipalidad es una de las ciudades pioneras de Argentina en llevar adelante este tipo de intervenciones en el área urbana. Desde 2018, encara obras para la retención de caudales e infiltración de las aguas de lluvia, acorde a los criterios de adecuación urbana ante el cambio climático de las grandes ciudades del mundo y según los lineamientos establecidos en los Objetivos de Desarrollos Sustentable de la ONU en la Agenda 2030 para la Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles (CES). Esto porque entiende que el avance de la urbanización ha conllevado a la impermeabilización de muchas zonas en donde antes se producía una natural infiltración del agua de lluvia. Por eso, se han vuelto necesarias lagunas de retención que eviten inundaciones por exceso de agua. Es importante recordar que en Mendoza llueve poco, pero las tormentas de verano suelen ser copiosas.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribinos ....